domingo, 18 de abril de 2010

MÁS SOBRE SHOTOKAN


"Al rededor del año 1935 el "Comité Nacional de Ayuda el Karate" solicito fondos para construir el primer Dojo de Karate de Japón. En la primavera de 1936 entré, no sin un asombro de orgullo, por primera vez en el Dojo (en Zoshigauno , Toshima Ward) y vi sobre la puerta un cartel que ponía: "Shotokan". Este era el nombre que el comité habia decidido; no tenia ni idea que fueran a escoger el pseudónimo que yo había utilizado en mi juventud para firmar los poemas chinos que escribía.

Pero también estaba triste, pues hubiera deseado que mis maestros Azato e Itosu vinieran a enseñar a este Dojo. Desgraciadamente, ninguno de los dos estaba ya en este mundo, así que el día de la solemne inauguración queme incienso en mi habitación y rece por sus almas. En mi mente los dos maestros parecieron decirme con una sonrisa: "¡Buen trabajo Funakoshi! ¡Buen trabajo! Pero no cometas el error de sentirte satisfecho, todavía tienes mucho trabajo por hacer. Hoy, Funakoshi, ¡es sólo el comienzo!".

¿El comienzo? ¡Tenia casi setenta años! ¿De dónde iba a sacar el tiempo y las fuerzas para hacer todo lo que faltaba? Afortunadamente, ni aparentaba, ni me afectaba mis muchos años, así que me propuse continuar, tal como mis maestras me pidieron. Había aun mucho que hacer, me dijeron. De una forma o de otra lo conseguiría."


Libro: Karate-Do, mi Camino, Gichin Finakoshi, Autobiografía