domingo, 17 de enero de 2010

EL GRAN CAMINO TOKAIDO


EL GRAN CAMINO TOKAIDO 東海道
En 1603, Tokugawa Iyeasu el Shogun (general militar supremo) cambió su residencia al castillo de EDO, en la actual Tokio. Debido a este cambio, se hizo indispensable un camino que conectara la capital imperial y administrativa KYOTO con la capital militar EDO. Por eso se hacía indispensable que se estableciese un camino, que comunicase el este con el oeste, que controlase las mercancías que discurrían por el camino, y que supusiese un camino seguro para los transportistas. También era una forma de los militares de controlar todo el flujo de mercancías, ya que el camino estaba repleto de Shinobis (espías de la corte) y de guardias secretos del shogun, así que unos se espiaban a otros. Lo cierto es que en ciertas épocas el camino estaba lleno de guardias espías, ladrones, y timadores, así que acabó convirtiéndose en un lugar bastante peligroso, lleno de leyendas, de supersticiones y de historias de miedo.

Aunque hay documentos y noticias de que ya existía un camino desde de Kyoto hasta Edo, desde hace más 400 años, lo cierto es que este camino se convirtió en casi un autopista para el antiguo Japón, de la era militar de los Tokugawa.

El camino comenzaba oficialmente en Sanjo Ohashi, (Puente Sanjo) en Kyoto, hasta Nihombashi (Puente Japón) en Edo. Había dos aduanas una en Kusatsu , y otra en Hakone donde se controlaba la mercancía que discurría, y donde se pagaban impuestos. El camino tenía 427 kilómetros de distancia y por lo general llevaba 2 semanas cruzarlo. Estaba lleno de templos santuarios, y posadas-prostíbulos donde los mercaderes descansaban y se les “alegraba” la travesía. Los más grandes y suntuosos eran los de las dos aduanas Kusatsu y Hakone y otras intermedias como Akasaka , Goyu y Kambara. Además había numerosas fábricas (obviamente artesanales) entre la que destacan las de Narumi y Mishima donde se fabricaba muy buena seda y magníficos Kimonos y Yukatas del Japón, y donde aún hoy siguen existiendo fábricas artesanales. En total el Tokaido tenía 55 paradas significativas.

Cuando se produjo la restauración Meiji, comenzaron los proyectos de construcción de un ferrocarril de unos 500 kilómetros que discurriese en mayor o menor medida paralelo al Tokaido y que llevara el mismo nombre. El cambio de capital desde Kyoto hasta la nueva Edo, que pasó a llamarse Tokio (capital del Este), dio la vuelta al Tokaido. Además incluyó Osaka y Yokohama dos ciudades portuarias que al abrirse Japón al mundo comenzaban a tener mucha importancia comercial. Ahora tenía 57 estaciones ferroviarias. También esta línea fue uno de los puntos más polémicos y que más levantamientos generó, puesto que el nuevo Tokaido tenía que atravesar tierras y dominios de poderosos samuráis opositores al régimen, que boicoteaban constantemente la construcción del camino de hierro. Había un servicio expreso que hacía Tokio – Osaka en 17 paradas.

Bastante tiempo después en 1912, el gobierno de Tokio, comenzó a diseñar la construcción de una carrertera a lo largo del camino del Tokaido, que conectó Tokio y Osaka desde Nihonbashi en Tokio hasta Kyobashi de Osaka. Esta carretera aún hoy existe, es de dos carriles y doble sentido, y se circula a una velocidad máxima de 80 km/h. Aunque hoy prácticamente no se usa, puesto que la gente usa la autopista del mismo nombre, circular por ella para distancias no muy largas es un verdadero placer por el escaso tráfico que tiene. Aunque no es apta para gente débil, pues posee unos cuantos puertos de montaña, y un buen número de zonas con bastantes curvas.

En 1921 la línea férrea fue electrificada, y convertida una especie de tren de cercanias mezclado con tren de largas distancias. Se podía y hoy aún se puede hacer en 6 tramos: Tokio-Atami, Atami-Shizuoka, Shizuoka- Toyobashi, Toyohashi-Maibara, Maibara-Kyoto, Kyoto-Osaka (lleva unas 8 horas este trayecto de 580km). Un servicio expreso hacia estos trayectos sin paradas intermedias.

Tras la segunda guerra mundial, y con la colaboración del fondo monetario internacional y de los Estados unidos se construyó en 1958 una autopista sobre el Tokaido, Que conectaba Tokio con Osaka. Esa autopista aún hoy existe, y es de peaje, costando unos 15mil yenes (107 euros) cada 100 kilómetros. La autopista fue cambiada de nombre y se denomina TOMEI, para no confundirla con el tren.
Fuente : http://droibado.blogspot.com/2006/11/el-gran-camino-tokaido.html