martes, 21 de abril de 2009

SHINKO MATAYOSHI

El maestro Shinko Matayoshi, tercer hijo de Shinchin, (experto en kobudo e introductor del cultivo y experimentación de la caña de azúcar con su familia) nació en 1888 en Naha shi, en el barrio de Kakinohama Cho. El fue educado en Chitan Son, en el barrio de Senburu. Desde su infancia estudió el Bo, Eku, Kama, y Sai con el maestro Shokuho Agena de Gushikawa Son, llamado Gushichanteraoga. Seguidamente en Chatan Son, dentro del barrio de Nozato el maestro Irei, llamado Gitodemoshioga, le enseñó el arte del Tunkwa y del Nunchaku. También aprendió mucho de su padre.
A principios del siglo XX, con el afán de profundizar sus conocimientos en las artes marciales, efectúa un peligroso viaje, (que posteriormente repetiría) hacia el norte de Japón pasando por, Hokaido, Sajalin, de allí pasa a Manchuria, después a Shangai, Fukushu, y Hanan en China. En Manchuria se une con un bandolero y aprende equitación, manejo y lanzamiento del cuchillo, el lazo, el arco. En Shangai, el viejo maestro Kingai, del estilo Grulla blanca, le enseña su estilo de mano vacía de Gongfu, y además el arte del Timbe, Suruchin y el Nunti, también le introduce en el arte del Sansetsukon, Suruchin, así como métodos terapéuticos chinos, (acupuntura, moxibustión, tuina) etc. En 1929 regresa temporalmente a Okinawa, instalándose de nuevo en Naha. Posteriormente el heredero del trono de Japón, el príncipe Hiro Hito pasa de visita por Okinawa, camino de Inglaterra y se hace una ceremonia en su honor en la cual se realiza una demostración del folclore y de las artes de las islas en la cual Funakoshi, Mabuni, Miyagui, entre otros exhibieron el karate y Shinko Matayoshi el Kobudo.(exhibición que después repetirían en Japón cuando el príncipe ya era emperador) En 1935 vuelve a Okinawa, definitivamente, y se relaciona y practica con los maestros de las artes marciales de Okinawa de la época. En el mundo de las mismas le apodaron mano de hoz ó Mateshi Senbaru, refiriéndose a su destreza con el kama. Experto en Kobudo y Karatedo, dedica el resto de su vida a enseñar su arte sobretodo a su hijo, y a la práctica de la acupuntura, en 1947, a la edad de 59 años murió dejando un gran legado. El estilo de Matayoshi es conocido también en Okinawa como Shadan Hojin.