miércoles, 12 de noviembre de 2008

LUMBALGIA

La lumbalgia es un dolor localizado en la zona lumbar. La causa de los dolores lumbares es muy variada. Las lumbalgias pueden poner de manifiesto muchos tipos de afecciones:
Afección infecciosa.
Afección vascular.
Afección neurológica.
Afección visceral.
Pero en general las causas más comunes de las lumbalgias son:.
Lesiones degenerativas discales.
Lesiones articulares (artrosis interapofisiaria).
Lesiones miofasciales (espasmo muscular).
Lesiones ligamentosas.
Hay muchos tipos de lumbalgias, pero en este articulo hablaremos sólo de las tres que son más comunes en nuestra sociedad:
Lumbalgia aguda.
Lumbalgia crónica
Lumbociática.
Lumbalgia aguda
Es un dolor intenso y de aparición brusca que aparece en la zona lumbosacra al realizar una actividad que provoque sobresfuerzo en la zona, como ocurre al levantar un peso del suelo usando la musculatura de la espalda (pasar de flexión a extensión), que deja al sujeto bloqueado en una postura antálgica.
El tratamiento en un primer momento consiste en reposo en cama hasta que desaparezca el dolor. La postura más cómoda para este tipo de dolores es de lado y con las piernas ligeramente flexionadas para mantener la columna lumbar en cifosis. También se puede aplicar:
Frío en la zona.
Masajes manuales en la zona lumbar y glútea.
Electroterapia: ionización con productos antiinflamatorios.
Tracción lumbar.
Osteopatía.
Cuando desaparezca el dolor ( fase subaguda) se deberá hacer una reeducación postural preventiva para evitar posibles recidivas.También es recomendable el uso de una contención (faja elástica o semirigida) con finalidad esencialmente propioceptiva. Estas contenciones se deben usar cuando se comiencen las sesiones de reeducación y luego se podrán retirar, usándolas sólo cuando se realice algún ejercicio que pueda sobrecargar la zona.
Lumbalgia crónica
Es un dolor lumbar que puede irradiar hacia las nalgas y que en general aumenta con el esfuerzo y disminuye en reposo. El lumbago será crónico cuando dure más de seis semanas .Puede ser causa de un lumbago agudo que aun no se ha curado, o puede aparecer lenta y progresivamente sin una causa concreta.
El tratamiento consiste en:
Reposo relativo, evitando realizar cualquier sobreesfuerzo lumbar.
Electroterapia: para calmar el dolor y relajar la musculatura.
Técnicas de relajación del diafragma.
Masoterapia descontracturante.
Reeducación postural propioceptiva.
Gimnasia suave que no provoque dolor:
Ejercicios de flexibilización (estiramientos).
Fortalecimiento muscular.
Ejercicios de rehabilitación y readaptación para la vida normal.
Es también importante la participación en una " back-school" o escuela de espalda en la que nos dan información de anatomía asociándola a un programa de ejercicios de mantenimiento y de higiene postural para realizar en las actividades de la vida diaria incluyendo el ámbito deportivo y laboral.
La lumbalgia y la ciática
A menudo la ciática es precedida por dolores lumbares agudos y crónicos. Lo que ocurre en esta patología es que el disco vertebral ,que está situado entre dos vértebras, puede protuir o herniarse al recibir mucha presión por algún movimiento realizado por la columna ( generalmente ocurre cuando se dan la flexión y la rotación a la vez).
Cuando esto sucede es disco se desplaza hacia atrás contactando e irritando a la raíz nerviosa más cercana, lo que desencadena un dolor muy intenso.
El dolor es de carácter mecánico, aumenta cuando estamos de pie, andamos o realizamos algún esfuerzo, y disminuye en reposo.
Dependiendo de a que raíz nerviosa afecte, el dolor se distribuirá por diferentes zonas:
El dolor se distribuye por la cara posterior de la nalga del lado afecto, cara posteroexterna del muslo, cara externa de la pierna y el dorso del pie.
El dolor afecta a la cara posterior de la nalga, muslo, pierna y planta del pie.
Cuando suframos dolores lumbares es importante acudir al médico para conocer la causa especifica del dolor y aplicar el tratamiento médico más adecuado en cada caso.
Es necesario conocer la gravedad de la patología, ya que en algunos casos no basta con el tratamiento médico y fisioterápico y hay que plantearse el tratamiento quirúrgico que en general es muy eficaz.
Bibliografía:"Atlas de reeducación funcional para enfermos reumáticos". J. Muñoz-Gómez, M. Nuñez. Ediciones CEA S.A. (grupo Jarpyo Editores)."Vademécum de Kinesioterapia y reeducación funcional" Yves Xhardez. Editorial El Ateneo.2000."Sobotta, atlas de anatomía humana" R. Putz, R. Pabst. 20ª edición. Editorial médica Panamericana."Manual de ejercicios de rehabilitación" M. Dena Gardiner. Editorial JIMS, Barcelona.

1 comentario:

Naturalmente dijo...

En casos severos de dolor ciático que no responde a los tratamientos, los médicos convencionales de la salud pueden aconsejarle inyecciones de esteroides antiinflamatorios en el área afectada. Estas inyecciones no son siempre muy eficaces y pueden también causar efectos secundarios serios. La cirugía para remover la parte herniada de un disco se realiza a veces en gente con síntomas severos como la debilidad o incontinencia o si el dolor se está empeorando a pesar del tratamiento. Una alternativa son remedios naturales seguros y eficaces para aliviar el dolor y tratar las varias causas de la ciática. Estos remedios utilizan ingredientes herbarios y homeopáticos que han demostrado ser útiles en tratar esta condición.