domingo, 6 de diciembre de 2009

¿QUE ES EL KARATE TRADICIONAL?


El karate tradicional es un arte marcial que no depende de la fuerza muscular ni de la fuerza bruta sino en la técnica (kata) y aplicación (kumite). Es el arte de abandonar la fuerza y después de dominar la forma ( o sus principios) debemos abandonar la forma o estar libre de la forma ( sin violar sus principios en nada que hagamos). Por otra parte tenemos que abandonarnos a nosotros mismos para seguir al oponente, o más allá tenemos que renunciar a la victoria. En otras palabras, la mente no debe interferir.
Abandonando el control, ganamos control y cada cosa que hagamos la haremos libremente. Este es un concepto difícil porque todos queremos golpear fuerte y aquí se te dice que debes abandonar tus brazos y piernas. Todos queremos ganar cuando empezamos el entrenamiento en karate y aquí se te dice que tienes que abandonar la idea de la victoria y abandonarte a ti mismo. Se te dice que abandones los resultados y pienses en el proceso en sí, practicar por la propia practica.
En los primeros años de practica con el maestro Nishiyama no recuerdo elogios, de vez en cuando su palo me golpeaba y así corregía y el mayor elogio era”así que...”, no podías sentirte satisfecho contigo mismo.
Cuando te enfrentas a un oponente y practicas sen, sensei Nishiyama solía decir que cuando nos movemos no hay mente en la técnica y “ganar o perder, solo dios lo sabe”, o él describía el espacio entre yo y mi oponente como el infierno y detrás de mi oponente como cielo “debes ir a través del infierno al cielo”, decía.
Acerca de la preparación para sen Nishiyama decía: no pienses en el oponente y no pienses en tu propia técnica” o “ los ojos miran suavemente (sin intención, naturalmente) el espíritu fuerte y la atención es para tu propio pie” todo esto significa que la mente no debe fijarse en un solo sitio, no debe estar concentrada debe estar atenta sin esfuerzo, naturalmente.
Esto no significa que vayamos a cometer suicidio y lanzarnos ciegamente con la cabeza en la pared, al contrario, debemos abandonar el perder y tomar riesgos para ser libres y para tener juicio claro, que todo nuestro ser pueda participar en todo lo que hagamos sin conflicto.
Sensei Nishiyama dice que hay 3 cosas importantes en karate: ojos, pies y tripa.
Todo lo que los ojos ven los pies deben expresarlo simultáneamente sin interferencia del pensamiento o duda y tripa significa fuerte espíritu sin duda.
No podemos hablar de buen uso del cuerpo sólo por buena técnica porque especialmente la función de la técnica depende de una correcta mente y espíritu.
En la técnica de karate el cuerpo se tiene que mover como una totalidad, no hay nunca esfuerzo independiente de un solo miembro, si una parte del cuerpo se mueve diferente del resto del cuerpo o una parte para, todo el cuerpo para. Decimos que la energía nace de dentro a fuera desde el tan dem a los miembros exteriores.
La potencia en karate depende:
• La suavidad (elasticidad) de los músculos y la habilidad de cambiar de suave a fuerte (y de fuerte a suave) en el tiempo más corto posible (en el contacto)
• La coordinación de todos los músculos y articulaciones para dirigir la energía en un correcto orden y timing.
• Un correcto timing de la contracción-expansión muscular (relajación) en relación con el timing del movimiento de las articulaciones en la técnica.
Una idea muy importante en karate es la idea de “una oportunidad para ganar o perder” y esa es la razón de enfatizar todome o técnica definitiva, y esa es la razón por la que enfatizamos tanto el kime waza o toda la energía acumulada en la técnica debe ser transmitida a través del objetivo en el momento de contacto. Kime significa que la totalidad del ser mentalmente y físicamente golpea el objetivo, todo el cuerpo se conecta en el más corto tiempo en una dirección, ninguna energía se debe perder hacia atrás o escapar.
Kime significa literalmente mente y físico junto. Cuanto más suaves y más relajado estamos en el movimiento (relajado significa: solo la cantidad de tensión necesaria para llevar a acabo la actividad), mayor será el potencial de tensión al contacto. A mayor tensión completa en el momento del contacto, más energía potencial tendremos para la siguiente acción.
De lo anterior aprendemos que las técnicas de karate son siempre continuas, el fin de una técnica es la mejor situación para el comienzo de la siguiente y en la calma, el momento del anterior movimiento todavía existe.
Los ojos llevan y colocan al cuerpo en la siguiente dirección, la imagen desde el bajo estomago y los ojos se mueven a la vez de una dirección a otra, la respiración sigue a la imagen (mente), y el cuerpo sigue a la respiración, por lo tanto cuando hablamos acerca de la continuación en la forma o aplicación, queremos significar continuación tanto física como mental de la respiración conectando con el pie para hacer una continuación suave entre técnicas.
No podemos hablar de estar suave si no estamos bien asentados, por lo tanto la técnica de karate necesita una posición fuerte, de modo que podamos usar una base exterior para el cuerpo (fuerza externa), la energía en karate comienza desde los pies a través de las piernas al torso a la técnica en sí (la técnica, brazo o pierna esta considerada como una extensión del cuerpo, solo como una herramienta que marca la dirección y zona de contacto)
Si la parte inferior y superior del cuerpo no están coordinados, no solo la técnica es débil sino que nos podemos causar problemas en la espalda y caderas. Es correcto decir que los pies manejan la técnica superior, si no usamos los pies correctamente no tenemos raíz, apoyo, no utilizamos la fuerza externa (base) tampoco para incrementar la energía desde ahí y la única manera de crear energía es por esfuerzos independientes de áreas locales que llamamos técnicas del cuerpo superior. Este tipo de técnica es débil, limitada a la habilidad muscular de la persona y seguramente causara en la persona una perdida de control de su centro, que le desequilibrara.
Todas las articulaciones del cuerpo deben estar sueltas, si cada hueso se separa de la articulación cercana, entonces el movimiento será libre y la energía se transmitirá fluidamente y nuestro cuerpo será muy ligero y sensible.
La postura es de particular importancia, esto no significa que debemos estar en una posición rígida sino que debemos prestar atención a la relación entre el cuello, cabeza y columna vertebral.
Cuando los pies se agarran al suelo la cabeza debe estar suspendida en lo alto de modo que la columna no este comprimida, solo entonces la respiración y la energía pueden fluir.
La mente y el cuerpo tiene que coordinar, cada movimiento comienza con una dirección mental, la línea de la energía de cada movimiento debe ser clara, la respiración seguir a los músculos, después los huesos y entonces la técnica (todo sucede simultáneamente. Si no tenemos la imagen, el cuerpo no puede cooperar como una totalidad en una dirección y el movimiento será desordenado. Esta clase de movimiento no es arte marcial, sino simplemente un ejercicio aeróbico usando la forma de las técnicas de karate.
Avi Rokah, ITKF