sábado, 11 de julio de 2009

CHUCK NORRIS

Carlos Ray Norris (n. 10 de marzo de 1940), también conocido como Chuck Norris, es un actor estadounidense, campeón de kickboxing y fundador de una asociación de karate.
Biografía
Sus comienzos en las artes marciales fueron en Corea del Sur, donde fue destinado en la Fuerza Aérea en los años 1950. Practicó Tang Soo Do, Taekwondo y algo de Hapkido. A su regreso a Estados Unidos comenzó a practicar otros estilos y posteriormente Machado Jiu Jitsu, sistema de lucha brasileño basado en enfrentamientos reales y que enfatiza técnicas de suelo.
Dentro del conjunto de películas en las que actuó cabe recordar la protagonizada junto a Bruce Lee, El Furor del Dragón, donde al final se enfrenta a Bruce Lee en el Coliseo de Roma, siendo derrotado. Este film dio a Norris notoriedad en el ambiente cinematográfico.
Después de ese film Norris actuó en diversas películas de acción, la mayoría en torno a sus habilidades marciales.
Es sobre todo famoso por protagonizar la serie de televisión Walker, Texas Ranger.
Fe
Ahora es cristiano (antes era ateo). Chuck Norris es el autor de varios libros sobre el cristianismo, como The Justice Riders. También ha sido visto en algunos anuncios publicitarios para televisión promoviendo el estudio de la Biblia y las oraciones en los colegios públicos, en conjunto con esfuerzos para reducir el consumo de drogas.
Chun Kuk Do
Chuck Norris creó el arte marcial llamado Chun Kuk Do, el cual está basado principalmente en Tang Soo Do e incluye elementos de todas las artes marciales que Chuck Norris conoce. Como muchas otras artes marciales, Chun Kuk Do incluye un código de honor y unas reglas de vida. Estas reglas son del código personal de Chuck Norris. Estas son las siguientes:
Desarrollaré mi potencial al máximo posible en todas las perspectivas de mi vida.
Olvidaré los errores del pasado y me concentraré en los grandes triunfos del presente.
Me mantendré siempre en un pensamiento positivo y trataré de transmitir éste a todas las personas que conozca.
Trataré continuamente de desarrollar el amor, la alegría y la lealtad en mi familia, y comprenderé que ningún otro logro puede compensar las fallas en el hogar.
Buscaré lo mejor de todas las personas y les haré sentir que valen la pena.
Si no tengo nada bueno que decir sobre una persona, no diré nada.
Daré tanto tiempo a mejorar mi persona que no tendré tiempo de criticar a los demás.
Seré siempre tan entusiasta con los logros de otras personas como con los míos propios.
Mantendré una actitud de tolerancia hacia las personas que tienen un punto de vista diferente del mío, mientras todavía me mantendré firme respecto a lo que personalmente creo verdadero y honesto.
Mantendré respeto hacia las autoridades y lo demostraré todo el tiempo.
Me mantendré siempre leal a Dios, mi país, mi familia y a mis amigos.
Me mantendré siempre altamente orientado durante toda mi vida con una actitud positiva a ayudar a mi familia, mi país y mi persona.