lunes, 5 de enero de 2009

REFLEXIONES DE MASATOSHI NAKAYAMA

“Muchos días no puedo dejar de inquietarme. Pienso que yo tendré que morir…pero ¿y si el maestro Funakoshi no aprueba lo que hice? Si algún día nos encontramos en el paraíso, en otro mundo, quizás haya un “kumite sagrado”… y eso sería mucho peor para mi.”