miércoles, 12 de noviembre de 2008

¿QUE ES UN ESGUINCE Y COMO SE PRODUCE?

¿Qué es un esguince y cómo se produce?
Es una torcedura o distensión de una articulación sin luxación que puede llegar a la rotura de algún ligamento o fibras musculares próximas.
Sus características sintomáticas son dolor, tumefacción e incapacidad para realizar ciertos movimientos.
Se produce por un mecanismo agudo e indirecto (no hay traumatismo directo sobre la articulación) que provoca la distensión ligamentosa sobrepasando los limites funcionales.
Puede llegar a afectar a otras estructuras que se encuentren cerca de la articulación afecta, como a los tendones, huesos, nervios o vasos, dependiendo de la gravedad del mismo.
¿Quién suele padecerlos?
Generalmente la incidencia es mayor en jóvenes y mujeres por ser más laxos.En los ancianos es más frecuente que se produzca una fractura en el hueso ya que son más frágiles y se rompen antes que los ligamentos.
Factores favorecedores para la aparición de esguinces:
Actividad física.
El bajo tono muscular.
Alteraciones anatómicas.
El tipo de calzado( tocón alto de aguja).
Clasificación de los esguinces:
1º grado: Se produce una discreta distensión que provoca microtraumatismos en el ligamento y donde la estabilidad articular se mantiene prácticamente íntegra.2º grado: Se produce un mayor estiramiento de las fibras que produce rotura parcial del ligamento. Al permanecer indemnes algunas fibras persiste cierto grado de estabilidad.3º grado: Hay rotura total del ligamento con presencia de desgarro capsular. Se produce una inestabilidad articular total.
Síntomas generales del esguince:
Inflamación.
Dolor tanto a la palpación como al moverlo.
Inestabilidad articular en el esguince de 2º y 3º grado.
Hematoma cuando está acompañado de rotura de vasos sanguíneos.
Impotencia funcional (tener limitados algunos movimientos).
Contracturas debido al dolor.
Localización más frecuente:
Se puede dar prácticamente en cualquier articulación, aunque las más usuales son:
Articulación del tobillo.
Articulación de los dedos de la mano.
La columna cervical.
Articulación de la rodilla.
¿Qué hacer ante un esguince?
Vamos a dar unos consejos prácticos para saber que hacer cuando nos hacemos un esguince y como evitar el edema, el dolor y un posible agravamiento:
Crioterapia inmediata: colocar hielo en la zona para disminuir la inflamación. El hielo debe ir envuelto en una bolsa o trapo para que no este en contacto directo con la piel. Se pondrá durante 20 minutos cada 3-6 horas.
Vendaje de contención flexible pero no elástico para contener el edema.
Instalación en posición de declive (45º por encima de la horizontal).
Reposo: prohibido el apoyo.
Independientemente de lo que hagamos es indispensable acudir a un centro médico para que a través de un examen radiológico y clínico determinar la gravedad y el tratamiento adecuado.
Tratamiento general del esguince
Tratamiento médico: Analgésicos y antiinflamatorios.Tratamiento fisioterápico en fase aguda:
Crioterapia: aplicación de frío durante 20 minutos dos o tres veces al día.
Posición de declive con elevación de 45º sobre la horizontal.
Inmovilización con un vendaje funcional.
Para disminuir el edema: aplicación de un vendaje compresivo y drenaje linfático manual.
Según disminuye el edema y el dolor se pueden ir haciendo ejercicios activos.
Reeducación propioceptiva para evitar posibles recidivas.
Tratamiento fisioterápico en la fase subaguda y crónica:
Masaje evacuatorio.
Técnica Cyriax.
Vendajes funcionales.
Reeducación propioceptiva.
Movimientos activos y pasivos.
Hidrocinesiterapia.
Masaje subacuático.
Electroterapia: corrientes analgésicas.
Aplicación de ultrasonidos y láser.
En un esguince de 3º grado, al existir rotura ligamentosa requiere otro tipo de tratamiento, que puede ser:
Tratamiento ortopédico: consiste en una inmovilización con yeso durante 6 semenas.
Tratamiento quirúrgico: consiste en una reparación capsuloligamentosa seguida de una inmovilización de 4 semanas con una férula.
Secuelas de un esguince mal curado
En general las secuelas pueden ser:
Inestabilidad crónica con esguinces repetidos.
Lesiones asociadas.
Hiperlaxitud.
Anomalía estática o dinámica.
Rigidez articular.
Edema.
Dolor crónico.
Según la articulación las secuelas pueden ser:
Tobillo: secuelas que condiciones y modifiquen la marcha.
Rodilla: puede provocar problemas en la sedestación (sentarse) y en la bipedestación (estar de pie).
Hombro: puede provocar elevación permanente del hombro.
Columna cervical: condiciona alteraciones en el equilibrio.
Dedos: condiciona la prensión.
Todos los esguinces, cualquiera que sea su gravedad, puede dar lugar a secuelas si no se cura correctamente por lo que es necesario un balance lesional preciso para poder aplicar el tratamiento más adecuado, acortar el periodo de impotencia funcional y devolver a la articulación el movimiento normal lo antes posible.
Bibliografía:Vademécum de Kinesioterapia y de reeducación funcional.Yves Xhardez. Editorial el Ateneo.2000.Medicina del deporte. Elisabeth Brunet- Guedj, Bernard Moyen, Jean Genéty.Editorial Masson.·3º edición1997Diccionario médico. 4º edición 1998. Editorial Masson.